El túnel de viento.

Publicado por: Administrador
Publicado: 15-11-2016
Visto: 284

 

Los aviones usan combustibles fósiles y en consecuencia emiten dióxido de carbono (CO2) y otros gases invernadero, incluyendo metano y óxidos de nitrógeno. La contribución de la aviación al cambio climático debido a la actividad humana se estima que es de hasta el 9%.
El número de pasajeros y kilómetros recorridos por la vía aérea aumenta año tras año (3-5%), sin embargo, para que el uso de combustibles no aumente en la misma proporción, continuamente se busca mejorar la eficiencia de los aviones.
 Cada kilogramo de peso en un avión incrementa el gasto de combustible, las emisiones y el dinero requerido para ponerlo en el aire
Este año, la NASA y Boeing han trabajado juntos en el diseño de un ala más larga, más delgada y más ligera que las típicas alas comerciales,  tanto así que requiere de un soporte adicional en el fuselaje del avión para evitar que se parta por la mitad.

 

Los investigadores esperan que el menor peso y menor arrastre debido al soporte adicional del ala, reduzca tanto el gasto combustible como las emisiones de carbono en al menos 50%.

Los modelos aerodinámicos son diseñados por computadora y probados en un túnel de viento. Usando resultados computacionales que muestran cómo debería fluir el aire alrededor del modelo, se procede a modificar las dimensiones y la forma del ala y los soportes para mejorar las áreas donde se generan  flujos de aire desfavorables que pudieran incrementar el arrastre o resistencia aerodinámica (drag) y reducir la sustentación (lift).

 

El túnel de viento de Leybold permite probar modelos usando múltiples técnicas experimentales que validan las simulaciones computarizadas y las predicciones aeronáuticas.

 

En este dispositivo es posible determinar cómo la resistencia aerodinámica depende de la forma del ala y de la velocidad del flujo de aire. También se pueden determinar coeficientes de resistencia para formas típicas.
El túnel de viento de Leybold (Mod. 373 12) permite experimentar con cualquier objeto, por lo que cualquier diseño a escala puede ser probado en él.

El túnel puede ser equipado con sensores digitales de alta precisión para mediciones de velocidad (Mod. 373 13), presión (Mod. 524 066)  y fuerza (Mod. 373 14 y 524 060)  y los resultados son procesados gráficamente de manera inmediata con el sensor colector de datos CASSY 2 (Mod. 524 013). Ejemplo de esto es el experimento P1.8.6.4 que examina la relación entre la resistencia del aire y la velocidad de flujo utilizando un disco circular. La velocidad de flujo se mide utilizando un sensor de carga de presión y la resistencia del aire con un dinamómetro.